Limpieza facial después del verano

Limpieza facial después del verano

Tras el verano, la piel debe regenerarse porque ha sufrido mucho no solo por estar expuesta más tiempo al sol sino porque el uso de protectores solares dificulta la respiración de los poros. Por eso es tan importante, hacerse una limpieza facial que elimine las impurezas y nos dejen un cutis mucho más rejuvenecido.

Existen varios tipos de limpieza facial que te ayudaran a mejorar mucho tu aspecto. A continuación te ofrecemos algunos de los tratamientos más demandados para lucir una piel mucho más bonita.

Oxigenación es una limpieza facial que utiliza el vapor de ozono para eliminar los puntos negros sin dañarlos. El vapor elimina la suciedad evitando que se formen granitos.

Una excelente alternativa es utilizar una olla con agua y esperar a que hierva. Posteriormente, se retira del fuego y colocamos una toalla grande en la cabeza para cubrir el rostro y dejar que el vapor impregne el rostro durante 15 minutos. Finalmente, limpiamos la cara con agua fría para cerrar el poro y utilizamos un tónico facial.

Tratamiento hydrafacial sirve para revitalizar la piel y limpiarla en gran profundidad. Es una técnica especial con la que se trabaja la piel en tres fases para fortalecer e hidratar ésta. Primero se succiona y desincrusta la suciedad; luego se realiza un bio-peeling herbal y finalmente, se aporta un complejo multi-vitamínico que penetra en las capas profundas.

La limpieza con parafina es otra forma de recuperar los niveles de hidratación de la piel para conseguir que esté mucho más tersa y suave. Tan solo hay que aplicar una capa de parafina liquida y dejarla secar para que la piel esté mucho más limpia e hidratada.