El protector solar es indispensable en nuestra rutina diaria

El protector solar es indispensable en nuestra rutina diaria

El protector solar es un agente que ayuda a prevenir los rayos ultravioletas (UVA y UVB) que causan daños a la piel y pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer. La luz UVB puede causar quemaduras y los rayos UVA dan lugar a que nuestra dermis pierda elasticidad.

Los filtros solares que contienen un FPS 15 o mayor contienen un bloqueador solar que evita que los rayos dañen la piel y previenen el enrojecimiento unas quince veces más durante un periodo de cinco horas aproximadamente.

Los protectores solares deben aplicarse cada dos horas si queremos que sean eficaces. Cuando el factor solar es de 15 la piel queda protegida en un 93 % mientras que si el FPS es de 30, el bloqueo es del 97 % mientras que un FPS 50 bloquea el 99 por ciento. Actualmente, no hay ningún protector solar en el mercado que frene en su totalidad todos los rayos UV.

A partir de los seis meses de edad es recomendable utilizar protección todos los días porque todas las personas estamos expuestas a las radiaciones ultravioletas por periodos breves a lo largo del día. También se recomienda no exponer al sol a los niños menores de seis meses.

Hoy en día, existen muchas cremas, maquillajes, lociones de afeitar y humectantes que contienen protección solar (FPS 15) siendo suficiente para una actividad cotidiana. Si se pasa mucho tiempo al aire libre, bien por trabajo, realizar ejercicio físico o porque nos vamos a la sierra, montaña o playa a descansar hay que utilizar una mayor protección “resistente al agua”.